12 abril 2015

EL AGUA EN NUESTRO PLANETA

Parece increíble, pero a día de hoy sólo se ha corroborado la existencia de vida  en el planeta que habitamos. Y, curiosamente, su aparición está ligada a la presencia de un elemento que es también muy extraño en el Universo: el agua en estado líquido.

Cuando se observa la Tierra desde el espacio, ésta aparece de color predominantemente azul. Algunos incluso afirman que, más que el planeta Tierra, debería llamarse planeta Agua. Y es que más del 70% de la superficie terrestre está cubierta por océanos de agua con una profundidad media de unos 3.000 metros.


Ahora bien, ¿cuánta agua hay de verdad en el planeta? La realidad es que si pudiéramos juntar toda el agua de la Tierra, incluida la de los océanos, la de los hielos eternos, la disuelta en la atmósfera y la escondida en los acuíferos subterráneos, tendríamos una esfera de menos de 1.350 kilómetros de diámetro. Esto es lo que la WHOI (una asociación que se dedica al estudio de los océanos) ha representado, a través de una animación realizada por Jack Cook.


Esta esfera puede parecer relativamente grande, pero no lo es tanto si la comparamos con la Luna, cuyo diámetro es de 3.470 kilómetros, o con la Tierra, cuyo diámetro supera los 12.000 kilómetros. Y es que el agua parece un elemento muy visible en nuestro planeta, pero realmente es sólo una fina capita la que cubre la superficie terrestre.

Esta percepción acerca de lo escasa que es el agua sobre la Tierra aumenta cuando tenemos en cuenta que, de toda la existente, sólo un 3% es agua dulce. Y de ese 3%, sólo una parte muy pequeña es accesible para el uso humano, pues casi el 99% está congelada o enterrada en acuíferos. De este modo, y siguiendo la representación gráfica de la WHOI, si viéramos la Tierra como una pelota de baloncesto, toda el agua del planeta sería como una pelotita de ping-pong a su lado. Y el agua dulce disponible no sería más que una miguita de pan. Eso hace que el agua potable sea uno de los recursos más preciosos que tenemos. 

Imagen en la que puede apreciarse la cantidad total de agua que hay en la Tierra (esfera mayor), cantidad de agua dulce (esfera intermedia) y cantidad de agua dulce accesible (esfera diminuta).

El Servicio Geográfico de EEUU (USGS) nos muestra muy claramente cómo está distribuida el agua en nuestro planeta: así, el 97% es agua salada de los mares. El resto, el 3%, es agua dulce, y de ella casi un 70% es hielo (bien de los glaciares o de los casquetes polares de la Antártida y de Groenlandia). El otro 30% es agua subterránea de los acuíferos. De modo que el agua líquida disponible en la superficie no llega ni al 1% del total.

(Información obtenida del artículo: "Todo el agua del mundo, en una sola gota", de Pedro Cácecres, aparecido en el Diario El Mundo el día 22 de mayo de 2012.)

4 comentarios:

jose dijo...

parece que hay muchisima agua en nuestro planeta pero en realidad a muy poca

laura dijo...

Es impresionante el agua que gastamos, ¡con la poca agua que ahí!

Maria dijo...

Me pareció muy poca agua la que tenemos en el planeta, con toda el agua que parece haber es muy poca la que hay.

Sara🌊 dijo...

El agua dulce es escasa y mal repartida,menos mal que ahora existen las plantas desalinizadoras