13 enero 2017

QUÉ ES EL BIPEDISMO Y QUÉ VENTAJAS ADAPTATIVAS TUVO PARA LOS PRIMEROS HOMÍNIDOS

Básicamente, el bipedismo es caminar sobre los dos pies. Los seres humanos somos los únicos que nos desplazamos exclusivamente así. No obstante, homínidos tan antiguos como los Australopithecus (que vivieron hace más de 3 millones de años) ya empezaron a emplearlo, y eso lo sabemos hoy puesto que esta particular forma de locomoción implica modificaciones en las extremidades, cadera y columna vertebral que pueden observarse en el registro fósil. 



El bipedismo ofrecía a estos primeros homínidos una serie de ventajas adaptativas en la dura vida de la sabana. Por ejemplo, aunque andar sobre las extremidades inferiores implica una pérdida de velocidad, también conlleva un menor gasto de energía que caminando sobre cuatro patas. Andar erguido también minimiza la exposición del cuerpo a los rayos del sol, lo cual es una ventaja en hábitats como la sabana, muy calurosos y con escasos árboles. Eso por no mencionar que esta mayor resistencia al calor le permitía a estos primeros homínidos desplazarse incluso durante las horas de más calor, que es cuando los depredadores no están activos, reduciéndose así el peligro de sufrir un ataque de estos. Al estar menos expuestos a las altas temperaturas, se reducía mucho la sudoración, con lo que el consumo del agua era menor. Y al andar erguidos podían ver por encima de la alta hierba en las praderas y sabanas, lo que les permitía localizar a sus posibles depredadores y también a sus presas. Por último, andar les permitía mantener liberadas las manos para otras actividades (cargar objetos, defenderse con piedras o palos o transportar a las crías), lo que muy posiblemente favoreció el desarrollo de su inteligencia.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Que chula esta la evolucion de los seres humanos