22 mayo 2012

NOS VISITAN DOS MONITORAS DEL CENTRO DE LA MUJER

El pasado viernes recibimos en nuestra clase una visita de dos monitoras del centro de la Mujer de La Solana, que durante una hora nos hablaron sobre la necesidad de lograr la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. Entre las actividades que realizamos podemos destacar las siguientes: 

1.      Una dinámica para ir conociéndonos y perder un poco el corte: tras colocarnos toda la clase en círculo, nos fuimos pasando un balón y el que lo recibía tenía que continuar una historia iniciada por las monitoras: primero, la historia de un chico que quería ser bailarín; después la de una chica que quería ser bombero.

2.    Se eligen un niño y una niña de la clase. La idea es que tanto uno como otra representan a todos los niños y niñas del mundo, respectivamente. Mientras el niño y la niña se ponen un chaleco, los demás compañeros reciben unas pegatinas con acciones que luego deben colocar en el chaleco del niño o la niña, dependiendo de si esa cualidad creen que es masculina o femenina. En la pizarra hay un tercer chaleco, donde deben pegarse aquellas pegatinas que escenifican cualidades que valen tanto para niños como para niñas. Una vez colocadas todas las pegatinas empieza el debate, y en él todos los alumnos tuvimos que expresar si nos sentíamos o no identificados con el lugar en el que los demás habían pegado sus pegatinas. Lo cierto es que muchas de las etiquetas puestas a la niña también podrían valer para los niños. Analizadas esas pegatinas una a una, los niños van concluyendo que casi todas las acciones contenidas en éstas pueden hacerlas tanto los hombres como  las mujeres. La conclusión que obtenemos es que muchas veces poner etiquetas implica crear una desigualdad entre niños y niñas. Y una consecuencia de esa desigualdad es el establecimiento cotidiano de la violencia de algunos hombres hacia las mujeres. Por eso es importante que niños y niñas mantengan relaciones igualitarias.

video

3.   A cada niño se le da un papelito en el que deben escribir un mensaje acerca de cómo le gustaría que fuera el mundo, un mundo en el que la igualdad de oportunidades sea algo real. Luego leemos esos mensajes en voz alta.

video

16 mayo 2012

ROBIN & HOOD



El viernes pasado todos los alumnos del segundo y tercer ciclo de nuestro colegio nos dimos un buen paseo hasta el teatro Tomás Barrera, para ver la obra en inglés “Robin and Hood”. La verdad es que aunque pasamos un poco de calor por el camino, el teatro mereció la pena, pues fue muy divertido y los actores nos hicieron participar mucho, hasta el punto de que varios de nosotros tuvimos que subir al escenario. Os dejamos a continuación algunas fotografías y vídeos de esta obra.

¡Esperamos que os gusten!





video

10 mayo 2012

USO ADECUADO Y RESPONSABLE DE INTERNET.



Esta mañana, en la sesión de tutoría, hemos recibido la visita de la orientadora de nuestro colegio, que ha venido a hablarnos acerca del uso adecuado y responsable que debemos hacer de internet. 

En primer lugar, todos los alumnos hemos contestado a un cuestionario anónimo, que nos ha servido para tomar conciencia de cuál es el uso individual que solemos hacer de internet.

Luego, Mercedes nos ha dado una serie de consejos e ideas para reflexionar, entre las que podemos destacar:
  • La cuestión no es cuánto tiempo estás conectado a internet, sino el uso que haces de ese tiempo.
  • Cuando uno se conecta a internet debe preguntarse siempre qué es lo que va a hacer. Es precisa una buena organización y planificación, pues de lo contrario corremos el riesgo de empezar a perder el tiempo visitando páginas que, en un principio, no eran el motivo por el que queríamos entrar en la red.
  • Si pasas demasiado tiempo en el ordenador, tu vida social puede resentirse. Lo importante es tener claro que internet debe servir para acercarnos a las personas que tenemos lejos, no para alejarnos de las que tenemos cerca.
  • Es fundamental cuidar y preservar nuestra intimidad. No debemos, bajo ningún concepto, facilitar o colgar información personal (y menos aún a desconocidos).
  • No todo lo que se cuelga en internet es bueno. Por eso siempre hay que asegurarse de que la información a la que estamos accediendo es fiable.
A continuación, nuestra orientadora nos ha avisado de la necesidad de ser prudente en lo relativo a  ciertos aspectos, como: 
  • Hacerte amigo de cualquiera en internet. Y es que ¿conocemos a todos los amigos que tenemos agregados en nuestras redes sociales? No debemos perder de vista el hecho de que a todos ellos les estamos dando una gran cantidad información personal, y que nunca se sabe el uso que van a hacer de ella. También hay que tener en cuenta que la privacidad de los demás depende también de mí.



  • No creerse todo lo que se ve en internet. Por ejemplo, todos esos anuncios en los que te avisan de que has ganado un premio por ser la número 1000 en conectarte hoy a esa página. Lo cierto es que si en la vida real no te regalan nada, por qué va a ser distinto en internet. Lo que se esconde casi siempre detrás de estos anuncios son, además de publicidad engañosa, engaños o virus que pueden hacer mucho daño a tu ordenador.
  • Tener mucho cuidado con las fotos que colgamos en internet. Las ven tus amigos, los amigos de tus amigos…


  • No decir tonterías en internet, ni hacer cosas que no harías fuera de internet. Lo que no está bien fuera tampoco está bien dentro.
  • No hacerse pasar nunca por otras personas en internet. Esto es un delito.
  • No compartir nunca la contraseña con nadie, ni con tus amigos.
  • No conectarse en ordenadores que no son el propio, y de hacerlo cerrar siempre la sesión (de lo contrario, el que venga después puede hacerse pasar por ti y publicar en tu nombre).
Desde aquí queremos dar las gracias a Mercedes, porque estar bien informado es el primer paso para conseguir que nuestro uso de internet y de las redes sociales sea más seguro y responsable.

03 mayo 2012

IRENA SENDLER



Estos días hemos estado aprendiendo algunas cosas sobre Irena Sendler, una enfermera que nació en Varsovia en 1910, y que durante la Segunda Guerra Mundial salvó la vida de muchos niños. Según parece, cuando Alemania invadió Polonia en el año 1939, Irena trabajaba como enfermera, y cuando en 1942 los nazis crearon un gueto en la capital polaca, consiguió hacerse con una identificación que le permitió moverse con facilidad por esa zona de Varsovia. Una vez allí empezó a convencer a muchas familias judías de la necesidad de sacar de allí a sus hijos, pues sabía que esos niños morirían si permanecían en el gueto. El resultado fue increíble: logró rescatar a más de 2.500 niños, aprovechando para ello cuantas vías de escape tuvo a su alcance (los sacaba en ambulancias diciendo que eran víctimas de tifus, en sacos, cestos de basura, cajas de herramientas, cargamentos de mercancías, bolsas de patatas, ¡hasta en ataúdes!).

El sueño de Irena era que, en un futuro, todos esos niños pudieran volver con sus familias, pero como para sacarlos de allí era imprescindible cambiarles el nombre, ideó un curioso sistema para registrar los nombres de los niños y sus nuevas identidades: colocó su lista en dos frascos de vidrio y los enterró en el jardín de su vecina.

A finales de 1943 los nazis descubrieron a Irena y la metieron en la cárcel. La torturaron para que revelara dónde estaban todos los niños que había salvado, y como ella se negó a hablar la condenaron a muerte. Afortunadamente, mientras esperaba para ser ejecutada, un soldado alemán la ayudó a escapar. Lo curioso de esto es que, al día siguiente, Irena leyó su propio nombre en la lista de los polacos ejecutados. Esto le permitió seguir salvando niños con una identidad falsa.

Cuando terminó la guerra, Irena desenterró los frascos y se puso a buscar a los niños y a sus familias. Desgraciadamente, la mayor parte de estas personas habían muerto en los campos de concentración nazis. Muchos años después, casi por casualidad, la gente comenzó a ser consciente de la valentía de esta mujer, que había puesto en grave peligro su vida para salvar la de muchos niños, y por ese motivo fue distinguida con reconocimientos como la Orden del Águila Blanca, que es la condecoración más alta que se concede en Polonia.

Irena Sendler falleció en 2008, a los 98 años de edad.