11 octubre 2016

¿CÓMO? ¿POR QUÉ? ¿Y SI...?

Estos días estamos hablando en clase de Lengua de cómo el ser humano ha sido capaz, con el transcurso de los años, de descubrir e inventar multitud de aparatos y conceptos que, en conjunto, nos hacen la vida más fácil y cómoda, y que contribuyen a darle un sentido y un significado a lo que antes nos resultaba inexplicable.


Uno de los descubrimientos que hoy todos conocemos, pero que hace apenas unos siglos era muy cuestionado, es el de que la Tierra es redonda. Ya en la antigua Grecia hubo científicos que defendieron esta idea, basándose en la ubicación de las constelaciones en el cielo, pero hubo que esperar hasta 1522, cuando Magallanes consiguió completar una vuelta a nuestro planeta (bueno, algunos de sus navegantes, porque él pereció un año antes en Filipinas). 

(Magallanes)
(Circunnavegación de Magallanes y Elcano)

Puede que hoy en día, con la existencia de satélites, plasmar la Tierra sobre el papel sea una tarea fácil, pero imagina cómo tenía que ser dibujar un mapa del mundo hace quinientos o seiscientos años. 


A primera vista, puede parecer que los geógrafos “antiguos” eran bastante malos, pero lo cierto es que esos mapas tienen un mérito increíble. Para hacernos una idea de la enorme dificultad que tiene trazar algo cuyos límites exceden nuestra visión, hemos dividido la clase por grupos y hemos salido al patio, para realizar el plano de nuestro colegio. 

El resultado está todavía en fase de elaboración, pero os dejamos a continuación algunas fotos de los equipos trabajando.

¡Esperamos que os gusten!










No hay comentarios: