02 junio 2013

UNA VISITA DE LAS TRABAJADORAS DEL CENTRO DE LA MUJER

El pasado lunes recibimos en nuestra clase una visita de las trabajadoras del Centro de la Mujer de La Solana, y durante una hora realizamos juntos una serie de actividades encaminadas a concienciarnos de la importancia de conseguir estos dos objetivos fundamentales:


1.      Trabajar todos juntos para que la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres sea una realidad.
2.      Combatir cualquier tipo de violencia de género.

Para la primera actividad, escogimos a algunos alumnos que debían alcanzar decisiones conjuntas, en relación a cómo organizar una gymkana. El problema es que otra serie de alumnos tenían que hacer todo lo posible para complicarles su trabajo. Así, sin insultarles ni agredirles, tenían que hablar en voz alta y ponerse en medio, actividades estas que les demostraron cómo a veces no es necesario que haya violencia física para que te molesten y hagan imposible tu trabajo. En este caso concreto, los “alborotadores” habían conseguido imponer su voluntad sin necesidad de emplear la violencia.


La siguiente actividad consistía en colocar a cada alumno una pequeña pegatina en la frente con una palabra o una oración, y ellos tenían que formar grupos atendiendo al contenido de los mensajes que portaban. 

video

Entre las palabras que los niños llevaban se encontraban algunas que ejemplificaban los malos tratos, como “desigualdad”, “violencia”, “insultar” o “burlarse”. 



También habían otras palabras que podríamos agrupar dentro del grupo de los buenos tratos, como “solidaridad”, “dialogar”, “colaborar” y “respetar”. Por último, otros alumnos portaban frases como “Los chicos son más violentos que las chicas”, “Si una mujer es maltratada, la culpa es suya por seguir viviendo en esa casa”, “Una mujer maltratada es porque ha hecho algo malo” o “Los hombres que maltratan a sus parejas lo hacen porque están locos”. 


Posteriormente, se estableció un debate, en el que los niños debían opinar acerca del significado de estas palabras y oraciones.


No hay comentarios: