09 enero 2013

NUESTRA CONSTELACIÓN DE ORIÓN

Desde hace muchísimos años, cada vez que miraba el cielo, el ser humano ha dibujado trazos con los que unía grupos de estrellas, las cuales formaban un dibujo determinado. Estos dibujos son las CONSTELACIONES

El problema, cuando dibujamos esas constelaciones en el cielo, es que se crea una figura bidimensional, cuando lo cierto es que LAS CONSTELACIONES SON realmente TRIDIMENSIONALES. De hecho, estrellas como las que forman la constelación de Orión (que es la que hemos empezado a estudiar en clase) están distanciadas entre sí por muchos años luz (que, como sabes, es la distancia que recorre la luz en un año, a una velocidad de 300.000 kilómetros por segundo). Esto último te lo contamos para que tomes conciencia de que un AÑO LUZ es una medida de longitud, no de tiempo. 
Para entender mejor la tridimensionalidad de las constelaciones vamos a empezar a confeccionar algunas a pequeña escala, utilizando bolitas de anís. Mientras tanto, te animamos a que eches un vistazo a la constelación de Orión que fabricamos el año pasado en clase. ¡Ya verás qué chulada!

1 comentario:

laura dijo...

¡Que raros son los nombres de las estrella!